Evaluación de 68 discursos de Enrique Peña Nieto 2012

Evaluación de 68 discursos de Enrique Peña Nieto 2012

Evaluación y análisis del promedio de calidad de discursos que emitió Enrique Peña Nieto, desde su nombramiento como candidato a la presidencia de la República hasta el discurso de toma de posesión el 1º de diciembre.  206,369 palabras.

 

Evaluación Estructural

Argumento Principal
Lógica de la Argumentación
Tono Emocional
Soportes a la Argumentación
Cierre
Promedio AdQat
Promedio
5.1
5.5
6.5
4.3
5.8
5.4
Rango
8
6.3
5
9
6.5
5.2
máximo General
9
8.8
9
9
8.5
8.2
mínimo General
1
2.5
4
0
2
3
Argumento Principal Promedio 5.1 Destaca que, en la medición de sus 68 intervenciones públicas, el Argumento principal es, después de Soportes a la argumentación, el elemento estructural más bajo y de mayor rango, resultado de emitir discursos en los que pudo presentar su tema principal, incluso calificando con 9 en uno (EPN Agenda por México 8 junio) cuando dijo: “Agradezco la gran oportunidad que hoy me permite el Consejo Coordinador Empresarial para estar en este encuentro, que nos va a permitir suscribir un documento que acaba de ser presentado por su presidente y que, sin duda, deja muy en claro cuáles son las grandes coincidencias que hay entre lo que este consejo ha venido postulando y lo que un servidor, a través de esta campaña, he venido comprometiendo en un propósito central: lograr que la democracia de nuestro país transite a un escenario de mayores resultados.” Sin embargo, presentó 32 discursos con calificaciones menores o iguales a 5 durante el mismo período.
Lógica de Argumentación Promedio 5.5  Presenta constantes traspiés en sus mensajes, principalmente en los que fueron emitidos de manera improvisada, los cuales hacen que el discurso del Presidente se presente sin  un orden estricto. Muy cercano a su promedio general de calificación estructural, la Lógica de la argumentación de los discursos y comunicados hechos por el Presidente Peña Nieto oscila entre las calificaciones de 8.8 (EPN discurso 1 diciembre 2012) y 2.5. Este último evento se llevó a cabo en Comitán, Chiapas, hacia el inicio de su campaña electoral el 31 de marzo donde declaró de manera confusa: “Estar hoy aquí, en Chiapas, verdaderamente me llena de gran orgullo y satisfacción, y muy especialmente en este encuentro en Comitán. ¿Y por qué lo digo? ¿Qué representa Comitán? ¿Qué significado tan importante tiene Comitán y tiene Chiapas? En primer lugar, estamos claros, muy ciertos y comprometidos para que cambiemos el rostro de Chiapas, para que hagamos de esta entidad una que no sea el rostro de la pobreza del país; que Chiapas se distinga por su desarrollo y progreso.”.
Tono Emocional Promedio 6.5 Su elemento estructural más fuerte, el menos variable y el que obtuvo una calificación mínima de 4.0 y máxima de 9.0. Los discursos que emitió con mayor calificación de tono emocional  fueron el 25 de mayo ante el CEN del PRI, es decir, con correligionarios, y el 1 de diciembre al tomar posesión como Presidente. Ante miembros de su partido dijo frases de alta calidad empática como: “A ustedes, compañeras y compañeros, que ejercen un cargo público, les pido también responsabilidad, honestidad, transparencia y resultados.”, “Es la hora de romper con el pasado.”, “Le pido al priismo, a mis seguidores, que no cedamos a las provocaciones.”, “Este es el PRI del siglo XXI, el que escucha a todos”. En el mismo tono, durante su primer discurso como Presidente, desarrolló ideas como: “Voy a ejercer un gobierno abierto, que hable con verdad, que pida opinión, que escuche a la ciudadanía y tome las mejores decisiones.” o bien: “Seré un Presidente cercano a la gente, recorreré todo el país acompañado de miembros de mi Gabinete.”
Soporte a la Argumentación Promedio 4.3 El elemento estructural que califica más bajo. Asimismo en este elemento persisten las más altas diferencias de calificación, obteniendo un rango máximo de 9 puntos. Emitió un discursos con 0.0 el 5 de junio donde no tiene datos que fundamenten sus dichos, y en el que se basa en meras apreciaciones de opinión personal. Por ejemplo: “Que los mexicanos estén mejor; que los mexicanos tengan mayor calidad de vida; que los mexicanos vivan de mejor manera en su hogar; que el ingreso sea mejor; que alcance para más…”
Cierre Promedio 5.8 Este aspecto estructural del discurso es su segundo mejor elemento valorado. Califica en estos 68 discursos con eventos que concluye entre 2.0 y 8.5 para el Cierre.
Su mejor conclusión o Cierre lo hizo al hablar de la Presidencia democrática que prometió va a ejercer, calificó este aspecto con 8.5 en esa ocasión. Incrementó la solemnidad del Manifiesto. Convoca, propone y manifiesta lograr su esperanza y la de la ciudadanía de ganar la presidencia. “…Los próximos seis años serán determinantes para consolidar las libertades políticas de los mexicanos y dar vigor y contenido a nuestra democracia…vayamos juntos a ganar el futuro. Convoco a los mexicanos a construir una presidencia democrática a la altura de nuestras esperanzas”.

Caracterización Cognitiva

hechos y datos
percepciones
racional negativo
racional positivo
propuestas
Promedio
6.4%
61.3%
4.7%
8.4%
19.2%
Rango General
25.00%
82.16%
16.00%
34.30%
69.45%
máximo General
25.00%
88.10%
16.00%
34.30%
71.05%
mínimo General
0.00%
5.94%
0.00%
0.00%
1.60%
Hechos y Datos: Promedia con una de cada 15 palabras para expresar hechos y datos. Sólo el 0.8% de las frases que emitió se categorizan como Hechos y datos con fuente; esto quiere decir que emitió 4.4 veces más Hechos y datos sin fuente que Hechos y datos con fuente. Su evento discursivo más informado fue el emitido el 16 de julio, cuando publicó en Reforma (http://www.enriquepenanieto.com/dia-a-dia/entrada/el-comienzo-del-cambiolo que llamó “El comienzo del cambio”. Breve editorial que fue caracterizada con 1 de cada 4 palabras dentro de esta categoría. Por el contrario, emitió 33 discursos con menos de 5.0% de sus palabras caracterizadas como Hechos y datos.
Percepciones: La categoría con el mayor número de palabras caracterizadas: 2 de cada 3 palabras caen en esta categoría, en donde destaca que la Opinión es la subcategoría con el promedio más alto al llegar a 45%. Su arranque en Guanajuato el 15 de abril lo caracterizó con 78.9% de las palabras como Opinión, sumando en total 88.1% de las palabras dentro de Percepciones. Enunció frases como: “Sí se puede; sí se puede y vamos a hacerlo realidad. En nosotros está lograr lo que México quiere, lo que México puede, lo que México espera y que vamos a hace la fuerza que haga realidad, insisto, el cambio para México.”
Racional negativo: Esta fuela categoría que utilizó menos en sus discursos con apenas un promedio de 4.7% de las palabras empleadas para tal fin. El discurso que proporcionalmente emitió con mayor cantidad de palabras de esta categoría fue en su discurso de campaña hecho en Coahuila el 12 de mayo en donde planteó escenarios negativos como: “México es de los países donde el nivel de satisfacción entre la población por nuestra democracia es muy bajo. No acredita nuestra condición democrática los resultados que esperan los mexicanos.” Por el contrario, hubo 20 ocasiones discursivas en las que no emitió ninguna idea sobre escenarios negativos (Amenazas y Debilidades).
Racional positivo: Con casi el doble de palabras destinadas a esta categoría respecto al Racional negativo, el candidato y ahora presidente Peña Nieto promedia con un  8.4% de palabras que construyen ideas con este fin. Sus discursos con mayor cantidad de racionales los da ante miembros de su partido en Zacatecas (27 mayo) y Durango (1 junio), en los que emitió 34.3% y 33.1% respectivamente, con frases como: “La propuesta de esta opción política que represento, que es la suya, es una opción responsable para que México esté mejor y abra mayores oportunidades de empleo, de desarrollo, de combate a la pobreza, entre los mexicanos y la juventud mexicana.”
Propuestas: Con el 19.2% de las palabras empleadas en promedio para emitir Propuestas, esta categoría es la segunda más empleada por Peña Nieto. Eventos discursivos que van del 1.6% al 71% es también la segunda categoría con mayor rango. La Plataforma Electoral que registró para su campaña a la Presidencia de la República es el documento caracterizado con mayor cantidad de propuestas; luego de éste le siguen los discursos que emitió el 21 y 22 de mayo. En sus discursos “Por una presidencia democrática” y el emitido en la Cumbre ciudadana obtuvieron 43.2% y 44.2% respectivamente. Como ejemplos del evento Cumbre ciudadana (22 mayo): “Estoy por fortalecer, sin duda, la participación de las organizaciones de la sociedad civil.” O bien: “Tengan el compromiso de su servidor para darles impulsos a estos mecanismos de mayor participación ciudadana.” o “En la opción que represento, me he pronunciado con toda claridad y de forma categórica por impulsar una Presidencia democrática.”

Nuestra opinión

Presentamos el promedio tanto cognitivo como estructural de la evaluación de 68 discursos de Enrique Peña Nieto que suman 206,369 palabras. Sin duda, una muestra representativa de su manera de comunicar en el año que termina.
Cognitivamente, discursos hechos de pocos datos, 6 de cada 10 palabras expresaron emocionalidad, muy bajas racionales negativas, casi el doble de positivas y 1/5 parte de sus palabras se destinaron a la propuesta. Un estilo discursivo que transmite pragmatismo, pero carece de sustancia. Propuestas que provienen de emociones más que de razones corren el riesgo de impactarse con la realidad.
Estructuralmente un promedio de 5.4/10 en escala AdQat. Su punto fuerte, el tono emocional con 6.5 y el débil, los soportes a la argumentación con 4.3/10. Discursos para la tribuna y públicos seguros. Son mucho mejores sus textos escritos que sus discursos leídos. Estructuralmente inestables, pasados por diversas plumas y estilos. A Peña Nieto le funcionó un discurso híper emocional, poco informado y menos reflexivo, prudente en las palabras y épico en su propuesta.
Peña Nieto debe digerir mucha mayor cantidad de información para integrarla a su discurso apropiadamente. El nivel de emocionalidad debe bajar dado que sus propósitos se pierde en un mar de palabras, la ausencia de racionales dificulta el diálogo político. Los lugares comunes, el dinamismo simulado y triunfalismo antes de tiempo, son una amenaza para el nuevo mandatario.