Evaluación de 68 discursos de Enrique Peña Nieto 2012

Evaluación de 68 discursos de Enrique Peña Nieto 2012

Evaluación y análisis del promedio de calidad de discursos que emitió Enrique Peña Nieto, desde su nombramiento como candidato a la presidencia de la República hasta el discurso de toma de posesión el 1º de diciembre.  206,369 palabras.

 

Evaluación Estructural

Argumento Principal
Lógica de la Argumentación
Tono Emocional
Soportes a la Argumentación
Cierre
Promedio AdQat
Promedio
5.1
5.5
6.5
4.3
5.8
5.4
Rango
8
6.3
5
9
6.5
5.2
máximo General
9
8.8
9
9
8.5
8.2
mínimo General
1
2.5
4
0
2
3
Argumento Principal Promedio 5.1 Destaca que, en la medición de sus 68 intervenciones públicas, el Argumento principal es, después de Soportes a la argumentación, el elemento estructural más bajo y de mayor rango, resultado de emitir discursos en los que pudo presentar su tema principal, incluso calificando con 9 en uno (EPN Agenda por México 8 junio) cuando dijo: “Agradezco la gran oportunidad que hoy me permite el Consejo Coordinador Empresarial para estar en este encuentro, que nos va a permitir suscribir un documento que acaba de ser presentado por su presidente y que, sin duda, deja muy en claro cuáles son las grandes coincidencias que hay entre lo que este consejo ha venido postulando y lo que un servidor, a través de esta campaña, he venido comprometiendo en un propósito central: lograr que la democracia de nuestro país transite a un escenario de mayores resultados.” Sin embargo, presentó 32 discursos con calificaciones menores o iguales a 5 durante el mismo período.
Lógica de Argumentación Promedio 5.5  Presenta constantes traspiés en sus mensajes, principalmente en los que fueron emitidos de manera improvisada, los cuales hacen que el discurso del Presidente se presente sin  un orden estricto. Muy cercano a su promedio general de calificación estructural, la Lógica de la argumentación de los discursos y comunicados hechos por el Presidente Peña Nieto oscila entre las calificaciones de 8.8 (EPN discurso 1 diciembre 2012) y 2.5. Este último evento se llevó a cabo en Comitán, Chiapas, hacia el inicio de su campaña electoral el 31 de marzo donde declaró de manera confusa: “Estar hoy aquí, en Chiapas, verdaderamente me llena de gran orgullo y satisfacción, y muy especialmente en este encuentro en Comitán. ¿Y por qué lo digo? ¿Qué representa Comitán? ¿Qué significado tan importante tiene Comitán y tiene Chiapas? En primer lugar, estamos claros, muy ciertos y comprometidos para que cambiemos el rostro de Chiapas, para que hagamos de esta entidad una que no sea el rostro de la pobreza del país; que Chiapas se distinga por su desarrollo y progreso.”.
Tono Emocional Promedio 6.5 Su elemento estructural más fuerte, el menos variable y el que obtuvo una calificación mínima de 4.0 y máxima de 9.0. Los discursos que emitió con mayor calificación de tono emocional  fueron el 25 de mayo ante el CEN del PRI, es decir, con correligionarios, y el 1 de diciembre al tomar posesión como Presidente. Ante miembros de su partido dijo frases de alta calidad empática como: “A ustedes, compañeras y compañeros, que ejercen un cargo público, les pido también responsabilidad, honestidad, transparencia y resultados.”, “Es la hora de romper con el pasado.”, “Le pido al priismo, a mis seguidores, que no cedamos a las provocaciones.”, “Este es el PRI del siglo XXI, el que escucha a todos”. En el mismo tono, durante su primer discurso como Presidente, desarrolló ideas como: “Voy a ejercer un gobierno abierto, que hable con verdad, que pida opinión, que escuche a la ciudadanía y tome las mejores decisiones.” o bien: “Seré un Presidente cercano a la gente, recorreré todo el país acompañado de miembros de mi Gabinete.”
Soporte a la Argumentación Promedio 4.3 El elemento estructural que califica más bajo. Asimismo en este elemento persisten las más altas diferencias de calificación, obteniendo un rango máximo de 9 puntos. Emitió un discursos con 0.0 el 5 de junio donde no tiene datos que fundamenten sus dichos, y en el que se basa en meras apreciaciones de opinión personal. Por ejemplo: “Que los mexicanos estén mejor; que los mexicanos tengan mayor calidad de vida; que los mexicanos vivan de mejor manera en su hogar; que el ingreso sea mejor; que alcance para más…”
Cierre Promedio 5.8 
Read More

El poder de la palabra…negativa

Los discursos son un arte llevado a cabo por cinceladores de palabras. La herramienta que toma con forma moldeadora la palabra. Palabras cuya composición va cambiando a lo largo del tiempo. Las palabras marcan el rumbo de la historia. Las palabras nos llevan a la paz o a la guerra. Nos engrandecen o nos debilitan según el contexto y el quién las emita. Las palabras nos hacen sentir mejor o peores personas, nos anima o nos hunden.

En España, ya son varios años de discursos negativos provocados por esta crisis económica que nos angustia. Una crisis económica mal llevada a los medios de comunicación, y peor interpretada por los políticos que gobiernan este país. El actual gobernante español, Mariano Rajoy, decidió no comunicar. Decidió leer cuando cree que ha de salir. Y decidió no acudir a las tierras devastadas por el fuego, este recién estrenado verano, o por la crisis económica que nos aplaca. Prefiere salir en pocas fotos, pero todas llenas de felicidad, como el recién campeón de Europa de fútbol, o con el equipo olímpico que marcha para Londres. Hemos pasado de no decir nada a fotografiarnos con los mejores para proyectar imágenes positivas irreales. Y en lo social, hemos pasado de la incertidumbre al miedo. Eso es lo que provocan las palabras o lo que provoca instaurar una estrategia del silencio demasiado larga…

Hablamos de palabras. Y de palabras negativas en el lenguaje de hoy. El lenguaje de la crisis es este: un lenguaje de desánimo. Son palabras que dan como resultado lo que denominé la fórmula I + D + i: Incertidumbre, Desconfianza e Incoherencia. Y mientras esto sucede, en el Congreso de los Diputados, se oyen las palabras “que se jodande boca de una diputada del PP, Andrea Fabra, hija del también político Carlos Fabra. ¿“Que se jodan” quiénes?

¿Los parados? ¿El PSOE? Da igual. Que se jodan mientras Mariano Rajoy emite un discurso llano, plano, sin ritmo y sin estilo, sin palabras de esperanza o de ánimo, sin temblarle la voz al anunciar más recortes,

los que más duelen en los bolsillos de los más débiles: la mayoría de la sociedad española. Lo peor no es lo mejor, aunque el presidente lo aconseje a este país asfixiado. Y cuanto más se sufra, tampoco será mejor para nuestro futuro, como el presidente trata de convencernos. Pide a los españoles que sufran más para estar mejor en un futuro. Pero… ¿qué futuro?

En este sentido, me gustaría aludir a los pasados años 30, que supusieron un antes y un después en la política española. La mujer no toma riendas, pero sí solicita una presencia en lo público donde antes sólo existían lavadoras y cambios de pañales. Los investigadores aseguran que los conflictos bélicos fomentaron la igualdad entre hombres y mujeres, pero también el protagonismo de la mujer en la vida política.

A lo largo de estos años 30, se crearon agrupaciones de mujeres y feministas, comités nacionales y las corrientes dentro de los partidos. Frente a la amenaza del fascismo, empiezan a surgir de manera más repetida palabras como “paz” y “libertad”. Ese fue el origen de la “guerra en defensa de la democracia”. El “pacifismo realista” no perseguía otra cosa que derrotar al fascismo para conseguir la paz duradera. La Agrupación de Mujeres Antifascistas desarrolló un discurso militarista con un fin concreto: garantizar la paz. ¿Es una incongruencia? Quizás no en el momento en el que estaban jugando la partida: el momento de los fascismos.

A Andrea Fabra se la ha acusado de reírse de los parados o de la oposición, pero sobre todo se la ha acusado por el lenguaje escogido en al lugar que menos correspondía en un momento en el que el discurso español está en crisis.  Las palabras militaristas, bélicas, negativas u ofensivas no funcionarán ahora.

Los mensajes que emiten nuestros políticos queda lejos de los interesen de los ciudadanos, lejos de la política que dicen representar, lejos del respeto que se les debe tener. Hay políticos que no defienden, imponen; que no presentan seguridad frente a lo que creen, sino una soberbia desmesurada que roza la enfermedad del “sobrepoder”

Read More