Cifras mentirosas de desempleo en México

Cifras mentirosas de desempleo en México

El INEGI fue creado en 1983 y desde entonces es una referencia estadística fundamental para comprender muchos aspectos del país. Censos, demografía, vivienda, pobreza. Centenas de indicadores nacionales o por estado …pero en materia de medición del desempleo, sus datos son una broma de pésimo gusto que afortunadamente están a punto de cambiar.
Hoy, el Instituto agarra parejo; el que trabaje con o sin prestaciones está empleado formalmente y punto. Gracias a ello, los gobiernos se han jactado de que la tasa de desempleo en México fluctúe entre 4.5 y 6% aproximadamente. Una mentira del tamaño de la bicentenaria estela de luz que incluso la OCDE acepta como buena.
La semana pasada, Eduardo Sojo, director del Instituto, informó que finalmente se han aprobado cambios a los criterios de medición a partir del cuarto trimestre de este año. El funcionario reconoció que empleo es sólo aquel en el que se cuenta con seguridad social y un sistema de pensiones como indica la Organización Internacional del Trabajo hace décadas.
Con la nueva fórmula, el funcionario espera que el desempleo real incremente hasta aproximadamente 30% de la población económicamente activa. Tengo la impresión de que será bastante más…pero 30% es ya una tragedia social y económica.
¿Por qué? Porque estamos hablando de millones de familias (seres humanos) que dependen de un ingreso precario y cuentan probablemente con un seguro popular (que no es social) cuyos resultados están por verse todavía. Pero en materia de pensiones, en el mediano y largo plazo lo vamos a pagar muy caro, dado que el empleo informal es una eficiente fábrica de pobres que serán cada vez más, vivirán más años y no contamos con una estrategia que nos permita asistirlos cuando lo requieran…y asistir no resuelve, palia.
Quien contrata sin prestaciones comete un delito de acuerdo a la ley y de ello no hablan las instituciones del Estado. El PAN antes del año 2000 fue tremendamente crítico con la actual forma de evaluación; sin embargo, en 12 años en el poder no hizo cambios al método, hasta que perdieron la elección presidencial.
Suma a lo anterior la cantidad de personas registradas en el IMSS con el salario mínimo a pesar de tener ingresos mayores. El empleo, seguridad y pensiones son 3 pilares fundamentales de la democracia que están fuera de la órbita de lo político en el país. El outsourcing es, por ejemplo, una aberración que mediante trampas de muchas grandes empresas, corrupción de las autoridades del trabajo y silencio de los sindicatos condenan a millones.
El cambio es positivo, pero huele a movida política de Calderón, quien “entregará” a Peña Nieto un desempleo del 6% y en la primera medición del año próximo, se multiplicará por 5 en un tris. ¿Nos toma por tontos o se hace tonto solo? El presidente del empleo resultó ser un político fanático, de medias verdades y de golpes debajo de la mesa.
El anuncio del cambio en la medición es una excelente noticia que llega casi 30 años tarde, cuando el IMSS se encuentra tocado de muerte y millones de personas retiradas viven de la caridad o ayuda de sus familias que sobreviven en el mismo círculo vicioso.
Con los nuevos datos podremos tomar mejores decisiones, sin duda, pero hablamos de un nudo gordiano que tomará años deshacer. El Foro Económico Mundial califica la eficiencia del mercado laboral de México en el vergonzoso lugar 102 de 144 países evaluados. Camboya es el lugar 64 y Colombia el 67 para que tengas referencias. La paupérrima Malí es el 113 ¿Da vergüenza no?
El INEGI debe dejar de depender del ejecutivo, dado que un principio de la administración es que el que hace no se mide porque puede tender a sesgar datos e indicadores. Los problemas del país son grandes, pero es más grande el cinismo con que actúan quienes tienen la responsabilidad de resolverlos y no de esconderlos: nuestros representantes.
La estadística y la política partidista son como el agua y el aceite: más temprano que tarde terminan por separarse. Ahora corresponde que la cultura asuma que las prestaciones laborales son un derecho no negociable y que el pacto social lo debe garantizar. No te dejes tomar el pelo.
No existe
Read More